A+ A A-
Acceso Ciudadanos Acceso Oficina Virtual Síguenos, Fondón en YouTube Síguenos, Fondón en Flickr Catastro Geopista Video Fondon Patrimonio Histórico

Patrimonio Histórico

Fuente de Carlos IV de Fondón


Construida durante el reinado de Carlos IV, esta construcción clasicista en piedra de conglomerado brechoso local posee dos caras. En la anterior y principal contiene un pilar con tres alojamientos cantareros con tres caños de bronce y de cabeza antropomorfa. El año de construcción queda labrado y enmarcado en una cartela de piedra, así como el reinado de la época. En la parte posterior y sobre un pilar-abrevadero manan dos caños. Un entablamiento con un frontón curvilíneo remata el conjunto con volutas enmarcado con dos bolas.


Fuente de Carlos IV de Fondón
Fuente de Carlos IV de Fondón

El abastecimiento de agua a los habitantes de Fondón anteriormente a su construcción se llevaba a cabo por 2 aljibes de épocas musulmanas a las afueras del pueblo, pero sus precarias condiciones sanitarias y su situación obligaron a la construcción de la citada fuente.



           

Pósito de Fondón


"Pósito de Fondón en 1942"
Los pósitos eran antiguamente unos graneros que tenían una gestión municipal y cuyo propósito principal era el de abastecer a la población de alimento básico. Fueron muy importantes ya que las crisis de abastecimiento en Europa en la Edad Moderna afectaron a España en menor medida debido a su presencia.


Es de destacar el antiguo pósito alpujarreño de Fondón, con un gran valor histórico patrimonial, a pesar de haber sido reformado. Su construcción original data de los últimos años del siglo XVI o principios del XVII.



Casa Grande o del Rey Chico


Casa del Rey Chico
Localizada en Fuente Victoria, esta casa palacio de estilo mudéjar presenta tres alturas con una cuarta en forma de mirador, toda ella construida en su conjunto en ladrillo y cajones de mampostería. En su portada monumental destaca el escudo de la familia Palomar, hecho a base de piedra de conglomerado del lugar.


La torre mirador de tradición granadina se encuentra en el lateral que se encuentra en la tercera altura. En el interior, presenta un patio adintelado en madera sobre columnas y zapatas, que cayó derruido por el abandono y acción persistente de la lluvia, y que ha sido, finalmente, reconstruida.



Iglesia de San Andrés


IGLESIA DE SAN ANDRÉS
El bautismo se comenzó a practicar de manera masiva a aquella población mudéjar de la Alpujarra. En la zona de Fondón, en la Taha-vicaría de Andarax se erigieron parroquias bajo la advocación de Santa María de la Encarnación. Se independizó en un momento indeterminado del siglo XVI.



Entre los años 1550 y 1560 se erigieron los templos de Fondón y sus actuales entidades locales autónomas, Fuente Victoria y Benecid. La iglesia de San Andrés tiene una compleja estructura con tres naves separadas por pilares rectangulares y una capilla mayor.Con una planta basilical dividida en tres naves mediante tres arcos sobre pilares, con coro alto, una capilla mayor cuadrada diferenciada por arco toral y cabecera recta; muros de ladrillo combinado con cajones de mampostería o tapial; y un sistema de armaduras compuesto por una de limas rectangular en la nave central, en las laterales dos de colgadizo y en la capilla mayor una de lima cuadrada; la torre, por su parte, se encuentra anexa a un lateral.



Ermita de la Virgen de las Angustias



Los vecinos de Fondón sentían gran devoción por la Virgen de las Angustias, de ahí que de un grupo de vecinos surgiese la idea de fundar la hermandad en Fondón para poder venerarla. En 1694, don Martín de Azcargorta, arzobispo de Granada, aprobó las constituciones.



ERMITA DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS
ERMITA DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS

La construcción se erigió de una manera simple: un templo mudéjar de planta de cajón y armadura de madera, como otros de La Alpujarra, de pequeño tamaño. Al tener reducidas dimensiones la Hermandad solicitó a la Parroquia, ya desde el comienzo, trasladar en procesión la imagen al templo parroquial de San Andrés. En 1710 la Ermita se amplió, quedando como resultado la actual edificación.






Casa de los Godoy


Casa de los Godoy
Es de remarcar su fachada, con una arquitectura propia del barroco tardío y de toques iniciales del neoclásico, nos muestra la perfecta combinación de mampostería enjabelgada y ladrillo visto. Su composición se caracteriza por la manera en que los elementos aislados (ventanas, balcones), especialmente en el primer piso, tienen notoriedad sobre los muros.


El hueco del balcón de hierro está enmarcado por molduras verticales de ladrillo y frontón curvo; a sus lados aparecen dos grandes enrejadas, envueltas en molduras de ladrillo y frontón. La galería de arquería será la característica más notable de la última planta, resueltas enteramente de ladrillo visto.


El mirador puede considerarse un privilegiado balcón, el vano de la planta superior lo forman dos ventanas de la arquería, en las cuales hay una pequeña columna medial. En cambio, el de la primera planta, de mayor tamaño, presenta dos arcos gemelos y columna central de descarga que divide el hueco en dos partes iguales.



Caleras y Yeseras



Yeseras en cueva
El paisaje de la Alpujarra no se entendería sin la http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%93xido_de_calcio" title="cal" >cal, la cual, como es sabido, se extrae de la piedra caliza. Por su parte, son los revestimientos interiores de paredes y suelos las aplicaciones fundamentales del yeso. Esta gran demanda tradicional ha dado lugar, a lo largo de las zonas carbonatadas y evaporíticas de la comarca, a la construcción de un sinfín de sencillas, pero eficientes infraestructuras, conocidas como caleras y yeseras.


Se pueden localizar hornos de yeso en el interior de las propias minas de este material, como es el caso de las curiosas yeseras en cuevas del Puente del "Vao" y del Calvario, en Fondón, o incluso con trituración del material con rulos tirados por mulos, en el interior, como en las yeseras de Laujar.



Los puentes precarios



Las soluciones precarias también han jugado, a través del tiempo, un papel importante en las comunicaciones de la comarca. La utilización de grandes troncos, dispuestos de forma más o menos sólida, respondía frecuentemente a la necesidad de solventar un paso. Esto se hacía con vocación de permanencia o de forma provisional, ante la no infrecuente desaparición de puentes de obra debido a las riadas. Entre los fenómenos de este tipo que se hicieron huevo en la memoria de los alpujarreños, especialmente de la zona oriental y costera, están las sucesivas nubes de agosto y principios de septiembre que arramblaban con puentes, molinos, etc.


Al manifestarse este hecho de forma más menos periódica, en torno a la festividad de Santa Rosa de Viterbo, se le otorgó la denominación de "nube de Santa Rosa"; a causa de importantes desastres causados por las aguas, y quizás también, en gran medida, debido a la deforestación. Las pasarelas y puentes colgantes, los cuales precisaban de una tecnología algo más compleja, no exenta de riesgo, en el último de los casos.


De entre las ocasiones en que en la comarca se ha aplicado este último sistema, con anterioridad a los años 50 del siglo XX (época en que se establece el límite final de los elementos recogidos en el Inventario de Patrimonio de La Alpujarra y Río Nacimiento), uno de los pocos elementos que se conservan es el Puente Colgante de Benecid. Este constituyó, en su momento, la única comunicación "estable", de corto recorrido, entre la capital municipal y su anejo, dada la larga distancia existente por carretera.

Volver Arriba

Vinos de Fondón - denominación de origen
Donde comer Eventos Farmacias